Entradas

#loca por la #paz

paseanteentraje Vi a un hombre paseando por el bosque en traje y corbata y lo seguí. Pensé  que un golpe de locura le llevaba al buen hombre al barro del camino en zapatos de piel y traje de seda. Luego recapacité, a lo mejor la loca era yo por seguir a un señor en traje y corbata por caminos perdidos: le dejé en paz con su misterio y me retiré a la mía, a mi paz, que recupero paseando cámara en mano, normalmente sin seguir a nadie.

Hay gente que me lee y piensa que sé más que ellos de serenidad, de lucidez, y  que me levanto por las mañanas cantando sabiduría.  En verdad porque  pierdo el equilibrio más que nadie, lo busco con más ahínco. Camino para encontrarlo y escribo como remedio cuando ya no lo tengo, procurando recordar que la paz es un sendero al que hay que echarse, cada día, con lo puesto.

La música del #re_nacer

IMG_20180329_093703Hace sólo unos meses que soy árbol y ¡ayer me salió del estómago esta hoja iluminada! Pensé que esto debe ser lo que llaman primavera: el comienzo de algo incluso cuando un día tonto te hable en lenguaje de final.
Decidas o no estar presente en tu vida, la música sigue sonando: nacen notas de los troncos,  las hojas bailan salsa donde violines blancos tocaban Réquiem, una nota renace en un compás soleado.

Decidas o no ser feliz, todo te grita que sacudas del corazón el invierno y  escribas  #comienzo donde antes sentías #final: eso debe ser lo que llaman primavera.

 

 

Mi ribera, la del #Ebro

IMG_20180228_064548_797 Tengo los pies bien anclados en la tierra precisamente porque la mitad de mi tiempo lo paso en la imaginación.

A mitad de semana comienzo a echar de menos  la ribera, por eso, entre problema que surge y solución que encuentro, fabrico con el agua píldoras poéticas que me alimenten. No sé si mi ribera es la más bonita del mundo, pero hace mi vida mucho más bonita: soy de río, mujer árbol.

Se me da bien el día a día porque, cuando no estoy en la guerra, me voy al #Ebro a caminar soñando.

 

El río que llama a la paz (#Ebro).

IMG_20171107_064602_616 Cuando tengo la mente confusa, camino. Tan oscuros los pensamientos  como azul el cielo: confío en la sabiduría de este último.
Camino lento (así hago la revolución en un mundo donde cada cual ostenta buenas razones para la prisa).
Camino sola, ordeno mejor lo que se me desordena.
Camino en lo que tengo (un río) y camino sin hora en el ahora.
Camino por los que no pueden caminar o por tantos otros que corren senderos negros para salvar la vida.
Ha habido y habrá otros caminos, pero hoy me acoge el #Ebro: el que se pone verde botella cuando llueve, el que une pueblos que se dicen distintos, el que veo todos los días, el que es mi hogar. Camino el río que  me llama a la paz.

Cuando el cielo dibuja olas.

IMG_20171121_065036_883 Esto va de una chica de interior que culpaba a su río por no ser el océano que siempre anhela; pero era el cielo el que dibujaba para ella olas de nubes, el que le regalaba el azul marino.
Apenas nada de lo que he buscado con ahínco me ha sido dado. Por contra, tantas cosas extraordinarias han venido a mí sin pedirlas que necesitaría décadas para contarlas. La vida siempre me encuentra en movimiento, y creo que es el truco de todo esto: que el alma circule en gerundio y con ojos abiertos. Amando. Riendo. Llorando. Intentando. Aprendiendo. Caminando. Sólo así el viaje te encuentra y se ve el cielo que dibuja para ti olas de nubes.