44838414_1089711631191593_66774621055090688_o

Quiero caminar ligera

44838414_1089711631191593_66774621055090688_o

Iba a escribir sobre la contradicción del naranja tan alegre que tienen las hojas en otoño, justo antes de caer, como canto de pájaro espino. Cuando no ejercía de caminante, noviembre me comía el ánimo y la luz, que se me iban como a otro planeta. Pero cómo voy a deprimirme ahora, que no hago sino ver durante horas árboles y suelos llenos de naranja calabaza , como anunciando que la vida sigue más allá de todos los inviernos.
Me pregunto, el día que yo sea hoja y pájaro espino, cuál será mi canto al final del otoño.
Ojalá sea uno donde grite a capella  que caminé ligera: de miedos y envidias, afanes que no eran míos, corsés que me apretaban, vidas que no quería, personas que no me hacían bien, libros con los que no aprendí y batallas que nunca quise luchar.

Ojalá sea ese, dentro de muchos noviembres, mi último naranja.

2 comentarios
    • reyeslambea@gmail.com
      reyeslambea@gmail.com says:

      ¡Carmen! Muchísimas gracias, disculpa el retraso en la respuesta. Viniendo de ti, maestra de tantas literatas amigas mías que hablan tan bien de ti (en lo literario y en lo personal), es todo un honor que me digas eso. Un fuerte abrazo.

      Responder

Trackbacks y pingbacks

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *